Mitos y creencias relacionadas con la alimentación

“La conducta del hombre frente a la alimentación, se expresa a través de hábitos que determinan la forma en que elige y consume sus alimentos”. En la formación de estos hábitos intervienen factores como la economía, la disponibilidad de alimentos, el estado de salud, la cultura, la religión, las preferencias personales  y los mitos o creencias sobre la alimentación.

Con la intención de evaluar los hábitos alimentarios de nuestra comunidad universitaria y como objetivo de nuestro TFM hemos diseñado una encuesta sobre hábitos alimentarios y estilos de vida relacionados con la alimentación. Hasta el momento hemos aplicado la encuesta a los estudiantes de primer curso del grado de Podologia y al personal de secretaría académica.
En respuesta a la pregunta: “¿Dónde has adquirido conocimientos sobre alimentación?”, el 98% de los estudiantes encuestados eligió la opción: “Con la familia”.
Durante un largo período de la vida, son nuestros antecesores quienes nos alimentan y nos transmiten muchos de los conocimientos sobre alimentación y nutrición. De ellos heredamos “qué y cómo” comer y además nos transmiten algunos mitos y creencias respecto a la alimentación; algunos podrían tener una base científica, otros en cambio, son afirmaciones totalmente erróneas. A continuación intentamos desmitificar algunas de estas afirmaciones.
“Las vitaminas y los minerales engordan”. Como nutrientes reguladores, se necesitan en pequeñas concentraciones y existe una cierta reserva en el organismo. No generan energia, por lo que se consideran nutrientes “acalóricos”. Por tanto, no engordan.
“Las espinacas, contienen mucho hierro”. Las espinacas contienen hierro, pero no tanto como otros vegetales: garbanzos, judias o maiz. La biodisponibilidad del hierro de origen vegetal, es menor que la del hierro contenido en los alimentos de origen animal y su absorción puede verse dificultada por otros compotentes del alimento como la fibra vegetal.
El origen de este mito: “el error del científico E. Von Wolf que al poner incorrectamente una coma, multiplicó por 10 el contenido de hierro de las espinacas”. Con la creación del personaje de Popeye, Elzie Crisler Segar, a contribuido a perpetuarlo. Y a quienes insisten en que las espinacas son muy buenas para la anemia porque contienen mucho hierro, podemos recomendar este alimento por su contenido en fibra alimentaria, calcio, sodio, proteínas vegetales y carbohidratos, indispensbles para el correcto funcionamiento del organismo.

” La margarina engorda menos que la mantequilla”.  Ambas aportan 9 calorías por gramo, la misma cantidad de energía, que puede engordar por igual. Se diferencian en el tipo de grasas que contienen. La mantequilla es rica en grasas saturadas y la mayoría de margarinas, son ricas en ácidos grasos trans, y ambos tienen efectos perjudiciales para la salud.
” El agua ingerida durante las comidas engorda”. Es esencial para la vida y está presente en todos los alimentos, por lo que se considera un nutriente no energético, no aporta calorías y por tanto no engorda. la cantidad de agua que bebemos durante las comidas induce una sensación de saciedad, que nos hace sentir satisfechos incluso después de una comida ligera. Si estamos satisfechos, comemos menos y se reduce el riesgo de engordar.
” Consumir mucho azúcar, provoca diabetes”.  La Diabetes Mellitus es un transtorno endocrino metabólico, de causa multifactorial. El déficit absoluto o relativo de insulina que la caracteriza puede ser de causa autoinmune, idiopática o producto de un sindrome de resistencia a la insulina; para que aparezca la enfermedad estas causas se han de combinar con otros factores predisponentes: obesidad, sedentarismo o factores genéticos.
“El apio y las nueces son afrodisíacos. Un jugo de pomelo en ayunas quema las grasas. La manzana limpia los dientes. Después de un atracón, un día de ayuno. La lechuga previene el cáncer. La fruta engorda más si se come como postre”. Y  la lista puede ser interminable. la mayoría de estos mitos se han alimentado de la fantasía, de las creencias populares y del conocimiento científico. Parecen inofensivos, pero están vinculados directamente a la salud.
Es nuestra responsabilidad como profesionales de la salud, educar sobre una base científica y por esta razón te invitamos a participar de un estudio que nos permitirá describir con rigurosidad científica. los hábitos alimentarios de la comunidad universitaria de la FUB, respondiendo el cuestionario: “Hàbits alimentaris i estils de vida de la comunitat universitària de la FUB”, que recibirán por correo electrónico, todos los miembros de la comunidad universitaria de la FUB.

Referencias bibliográficas:
Trinidad IR, Fernández JB, Cucó GP, Biarnés EJ y Arija VV. Validación de un cuestionario de frecuencia de consumo alimentario corto: reproducibilidad y validez.2008. Nutr Hosp. 23(3):242-252.
Cervera, P.; Clapes,J.; Rigolfas,R. (2000). Alimentació i dietoteràpia. Madrid: McGraw-Hill. Biesalski,H.K.; Grimm,P. (2007).  Nutrición Texto y Atlas. Madrid: Médica Panamericana. Guyton, A.C. (1992). Tratado de Fisiología Médica. Madrid: Interamericana. McGraw-Hill.

Educación nutricional. Disponible en:
http://mediosdecomunicacionysuplementosalimenticios.wikispaces.com/Educacion+Nutricional. Acceso el 15 de noviembre de 2012.

Universidad Saludable de la Universidad pública de Navarra. Disponible en:
http://www1.unavarra.es/unidadaccionsocial/programas/programa-de-universidad-saludable Acceso el 8 de noviembre de 2012.

Diez mitos sobre alimentación. Disponible en: http://www.notealimentesnutrete.com/conceptos-basicos/10-mitos-sobre-la-alimentacion/ Acceso el 23 de noviembre de 2012.

Los 100 Mitos de la Alimentación. Disponible en:  http://www.alimentacion-sana.com.ar/Portal%20nuevo/actualizaciones/mitosalimenticios.htm Acceso el 20 de noviembre de 2012.

Dra. Violeida Sánchez Socarrás.
Lic. en Medicina. Profesora de Anatomía de la FUB.
Estudiante del Máster Universitario en Nutrición y Salud.
Universitat Oberta de Catalunya.

 

 

 

One Reply to “Mitos y creencias relacionadas con la alimentación”

  1. Coneixes el PAAS de la GENCAT?
    El Pla integral per a la promoció de la salut mitjançant l’activitat física i l’alimentació saludable, conegut com PAAS, va ser elaborat pel Departament de Salut en resposta a l’increment observat en la prevalença d’obesitat, d’acord amb l’estratègia mundial de l’OMS i de la NAOS.
    Dins del PAAS, s’inclouen accions pròpies i altres a les quals s’ha donat assessorament tècnic i/o suport institucional en quatre àmbits:
    • educatiu
    • sanitari
    • comunitari
    • laboral
    Algunes accions del PAAS es porten a terme des d’ajuntament i consells comarcals, institucions sanitàries o educatives, gremis, fundacions i empreses privades.
    Per més informació podeu accedir al web:
    http://www20.gencat.cat/portal/site/salut/menuitem.f33aa5d2647ce0dbe23ffed3b0c0e1a0/vgnextoid=0d2155a903ee2310VgnVCM2000009b0c1e0aRCRD&vgnextchannel=0d2155a903ee2310VgnVCM2000009b0c1e0aRCRD

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.