Primera aproximación ergonómica: del papel que el fisioterapeuta puede tener en salud laboral

La entrada en vigor en el año 1995 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley PRL 31/1995) ha facilitado a lo largo de este tiempo el desarrollo de actividades para la mejora de la seguridad y la salud en el ámbito laboral a nivel nacional. El objeto de dicha ley es “promover la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la aplicación de medidas y el desarrollo de las actividades necesarias para la prevención de los riesgos derivados del trabajo” (Ley 31/1995, p.32592). Para alcanzar esta meta se constituyen unos Servicios de Prevención para planificar y realizar actividades preventivas. Estas entidades disponen de personal con la calificación necesaria para desarrollar sus funciones en alguna de las siguientes disciplinas o especialidades preventivas: seguridad en el trabajo, higiene industrial, medicina del trabajo y ergonomía y psicosociología.

Mientras los últimos datos muestran que ha habido un control de los accidentes laborales mortales, no pasa lo mismo con aquellos problemas relacionados con los trastornos músculo-esqueléticos, que han ido en aumento (Benavides, 2007; Riso, 2007). El término de trastornos músculo esqueléticos (TME), es un término de uso colectivo que engloba un gran número de patologías que afectan a estructuras corporales (tendones, músculos y articulaciones) y que comporta una limitación funcional en el momento de desarrollar las actividades (Veiersted, 2007). Es importante remarcar pues que queda descartada cualquier afectación que derive de un traumatismo directo (Sanders, 2004) y que los TME representan el resultado de un proceso evolutivo condicionado por múltiples factores. Si bien es cierto que hay una falta de evidencias científicas de los factores causales y fisio-patológicos específicos de los TME y que estos no pueden ser única y exclusivamente causados por el trabajo, éste si tiene un relevancia determinante, tal y como apuntan Punnett y Wegman (2004).  El impacto que generan estos trastornos tiene repercusiones económicas importantes, tanto para el sistema sanitario como para la economía global de un país, además de para el propio trabajador y empresario, como del círculo social directo e indirecto de la persona afectada.

De las diferentes disciplinas preventivas la ergonomía es la que ha tenido un papel más importante con el objetivo de controlar los TME (Theberge y Neumann, 2010) de aquí que estos y la ergonomía sean fenómenos que están íntimamente relacionados el uno con el otro y ambos con el ser humano y las ciencias de la salud. En realidad esto queda respaldado al analizar la definición de ergonomía propuesta por Tolosa y colaboradores: “la ergonomía es un campo de conocimiento multidisciplinar que analiza y gestiona las necesidades, capacidades y habilidades de los seres humanos para facilitar la relación de estos con los entornos de los que forman parte buscando las mejorar tanto para las personas como para los sistemas”

A pesar de que la ergonomía busca mejorar la interacción entre los humanos y el entorno y las actividades que realizan, se observa que los programas orientados a mejorar dichos aspectos no están obteniendo los resultados esperados (Benavides, 2003; Stanton y Young, 2003). Este hecho debe hacer reflexionar sobre si las acciones dirigidas al control y análisis de los factores ergonómicos así como su aplicación y los conocimientos de los profesionales que los llevan a cabo están bien enfocados o si por el contrario deberían reorientarse.

La interrelación entre estos dos campos (TME y ergonomía) ha sido objeto de estudio en profundidad desde hace ya aproximadamente unas cinco décadas. Sin embargo, en el análisis de la información existente y de la práctica de la ergonomía se aprecia la falta de intervención de algunos profesionales de la salud (Novoa-Castro, Pérez-Fernández, Torrecilla-Serrano y Novoa-Castro, 2007), como los fisioterapeutas.

Los fisioterapeutas son profesionales de la salud que han desarrollado y desarrollan principalmente su actividad en el campo asistencial de la rehabilitación y pocas veces entran a formar parte de los equipos en salud laboral y la ergonomía, ni tampoco de los procesos de promoción y prevención en salud en atención primaria, ya que los fisioterapeutas forman parte de los equipos de soporte de atención primaria y no parte del equipo de atención primaria. Sus conocimientos en anatomo-patología, biomecánica y en relación al mecanismo lesional puede ser una herramienta muy útil a la hora de analizar y gestionar los problemas derivados de los TME. Así mismo, su perfil profesional permite mejorar los programas de prevención y promoción de la salud laboral por lo anteriormente comentado (Novoa-Castro et al, 2007; Gómez-Conesa y Martínez-González, 2002).

La inclusión de los fisioterapeutas dentro de los Servicios de Prevención fomenta importantes ventajas en el pronóstico y la eficacia en el tratamiento, debido a su precocidad de intervención, así como mejora la orientación en la reincorporación al puesto de trabajo, no solo en función del área lesionada, sino también en el puesto específico en el que se deben desarrollar las actividades laborales (Novoa-Castro et al, 2007). Por lo que se vuelve un requisito repensar cómo estamos educando a los futuros fisioterapeutas y qué debería cambiar para tener más representación dentro de la atención comunitaria y especialmente en la atención en salud laboral. Educando en salud ahorraremos en sanidad en el futuro.

Griselda Gonzalez Caminal
Profesora Estudios de Fisioterapia EUCS Manresa

Referencias:

1.- Benavides FG. La salud laboral en España: Propuestas para avanzar. Barcelona: Laboratorio de alternativas. 2003.
2.- Gómez-Conesa A, Martínez-González M. Ergonomía. Historia y ámbitos de aplicación. Fisioterapia. 2002; 24 (monográfico 1): 3-10.
3.- Novoa Castro B, Pérez Fernández  MR, Torrecilla Serrano F, Novoa Castro R. La figura del fisioterapeuta de empresa, un reto para la fisioterapia en España. Fisioterapia. 2007; 29(1): 26-35.
4.- Punnett L, Wegman D. Work related musculoskeletal disorders: the epidemiologic evidence and the debat. J Electromyogr Kinesiol. 2004; 14: 13–23.
3.- Riso S. El efecto de los cambios en el trabajo en el resurgimiento de los problemas musculoesqueléticos.  Revista de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo [Internet] 2007; (10) 3-7. [Consulta el 10/10/2012]. Disponible en: http://osha.europa.eu/es/publications/magazine/10
4.- Sanders MJ. Musculoskeletal Disorders: A Worldwide Dilemma. En: Sanders  MJ. Ergonomics and the Management of Musculoskeletal Disorders. St. Louis (USA): Butterworth;  2004. Cap. 1,3,14.
5.- Stanton NA, Young MS. Giving ergonomics away? The application of ergonomics methods by novices. Appl ergon. 2003; 34: 479-490.
6.- Theberge N, Neumann WP. Doing ‘organizational work’: Expanding the conception of professional practice in ergonomics. Appl Ergon. 2010; 42: 76-84.
7.- Vaiersted KB. Los trastornos musculoesqueléticos, ¿enfermedades profesionales? Revista de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo [Internet] 2007; (10) 45-47. [Consulta el 10/10/2012]. Disponible en: http://osha.europa.eu/es/publications/magazine/10


4 Replies to “Primera aproximación ergonómica: del papel que el fisioterapeuta puede tener en salud laboral

  1. Interesante reflexión, y acertada en cuanto a la necesidad de configurar equipos multidisciplinarios para la acción ergonómica. Puedo informar en en Chile (mi país) la participación del profesional fisioterapeuta (que aquí llamamos Kinesiólogo) es muy importante, y quizás da cuenta de un 25 a 30% de los alumnos que asisten a nuestro Diplomado en Ergonomía y Salud Laboral, en la Universidad Mayor (Chile). Además, encuentran importante empleabilidad en equipos preventivos como Consultores especializados en Ergonomía, tanto en el ámbito público, privado y académico.

  2. Muchas gracias por tu comentario y por tu participación en el Blog Miguel. En realidad esta necesidad del trabajo multidisciplinar es extensible a otros tantos equipos profesionales. En relación al trabajo del fisioterapeuta en ergonomía, si bien aquí en España queda aún un camino por recorrer, si es cierto que hay participación de estos profesionales en los equipos de salud laboral, que al igual que en Chile, deben hacer una formación complementaria. Esta expansión a nuevos campos, no solo clínicos, debería hacernos crecer como profesión y permitir la mejora de los procesos tanto clínicos como de investigación.

  3. Muy buena la información escrita acá, me ayudó mucho para implementar un proyecto en la empresa en donde estoy trabajando, actualmente soy estudiante de tercer año (sexto semestre) de fisioterapia y estoy trabajando como asistente de salud ocupacional, ando manejando toda la parte de promoción y prevención y estoy implementando ideas de como evitar que los funcionarios lleguen a presentar enfermedades laborales, o lo que ya tienen sintomatología empezar a realizar ejercicios y masajes terapéuticos en la empresa…!

    Saludos desde Pereira – Colombia

  4. Interesante informacion, estoy de acuerdo en que las empresas deben proporcionar a sus trabajadores todos los equipos y metodos necesarios para prevenir riesgos laborales. me parece que instruyendo al personal con charlas de prevencion de accidentes laborales y realizar simulacros seria una manera tambien efectiva para prevenir. Gracias por compartir esta informacion.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.