Curiosidades sobre cinco famosos medicamentos

Por casi todos es conocido que la Penicilina se descubrió gracias a una contaminación con una colonia de hongos de una muestra S. Aureus provocada posiblemente por el desorden y caos que reinaba en el laboratorio del Dr Fleming, pero no lo es tanto que los antidepresivos son producto de la euforia mostrada por pacientes tuberculosos en tratamiento con Isoniacida, o  que la muerte de ganado vacuno, sumado a raticidas y al desengaño amoroso con intento de suicidio de un soldado provocaría la aparición de unos fármacos que han salvado y salvan muchas vidas, los anticoagulantes orales, más conocidos en nuestro país como Sintrom®.

Unos efectos secundarios beneficiosos en un ensayo clínico de un fármaco para el tratamiento de la angina de pecho darían lugar a uno de los fármacos más conocidos, prescritos e incluso comercializado en el mercado negro: la viagra®. La muerte de toda una colonia de buitres ayudó a corroborar el efecto sobre la función renal de algunos antiinflamatorios. De la industria y la investigación de toxinas para el uso de armas químicas surgió un gran relajante muscular muy utilizado en cosmética y en neurología la toxina botulínica o mas conocida por Botox®

  1. PROZAC® Los primeros antidepresivos, los inhibidores de la monoaminoxidasa IMAO, concretamente la isoniacida, eran un fármaco utilizado como antituberculoso en la década de los 50. Se observo que mejoraba el estado de animo de los pacientes tuberculosos, manifestando euforia y optimismo por el aumento de serotonina. El Psiquiatra Jean Delay, en 1952, describió por primera vez los efectos antidepresivos de este fármaco, instaurando el inicio de la terapia farmacológica actual para tratar la depresión.
  1. SINTROM® Durante los años 20 del siglo pasado, época de la gran depresión en el norte de Estados Unidos, sobretodo en Dakota y Canadá, el ganado sano empezaba a morir debido al consumo de heno húmedo. Empezaron a clasificar estas muertes con el nombre de “Enfermedad del trébol del Olor” porqué cuanto mas húmedo y más moho tenia el heno, más muertes vacunas aparecían. Después de 6 años de mortalidad de ganado en Dakota por hemorragias masivas en temporadas de gran humedad, sintetizaron la molécula que provocaba la descoagulación y le pusieron el nombre de dicumarol. Pasada la II Guerra mundial, y debido a la gran plaga de ratas que existía en el país, Link, el científico que aisló la molécula, la sintetizó como warfarina y empezó a utilizarla y popularizarla como raticida. En 1951, debido a un desengaño amoroso, un recluta del ejercito americano intento suicidarse tomándose durante cinco dias un raticida que contenía warfarina. Al ver que no conseguía su propósito fue a la clínica de la base, donde le hicieron transfusiones de sangre y le dieron dosis altas de vitamina K (del alemán Koagulation). Esta acción empujo a médicos y científicos a empezar a investigar el uso de la warfarina como anticoagulante para prevención de coágulos que podían ocasionar trombosis o embolismos pulmonares. En 1955 trataron en secreto al presidente de EEUU Eisenhower con Warfarina tras sufrir un infarto. Fue a partir de esta época que empezó a popularizarse como medicamento anticoagulante. Hace 50 años que se utilizan los anticoagulantes cumarínicos en España, comercializados como Sintrom®
  1. VIAGRA® El Sildenafilo fue diseñado en un inicio para el tratamiento de la hipertensión y la angina de pecho. Durante los ensayos clínicos de fase 1 muchos de los pacientes no querían dejar el tratamiento debido a las erecciones que les provocaba dicho fármaco. Este hecho empujo a la farmacéutica Pfizer a realizar más estudios y a comercializarlo con el nombre de Viagra® para el tratamiento de disfunciones eréctiles. A inicios del siglo XXI, la Viagra copaba el 92% del mercado de prescripción para disfunción eréctil.
  1. VOLTAREN® ¿Sabias que el diclofenaco, más conocido como Voltaren®, provoco la muerte masiva del 90-95% de buitres de la India, Nepal y el Pakistán debido a la ingesta de ganado vacuno muerto que previamente había sido tratado con diclofenaco para rebajar la inflamación de órganos? Esta ingesta provocó a los buitres una gota visceral (acumulación de cristales de urato por todo el organismo) derivada de una insuficiencia renal masiva, así como también efectos tóxicos en células hepáticas.
  1. BOTOX® La toxina botulínica, toxina de un bacilo anaerobio, fue descrita en 1897 por Emile Pierre van Ermengen y Wilhem Kempner, demostrando que era el causante del botulismo. Se intentó utilizar durante la II Guerra mundial y en diferentes conflictos bélicos como arma química, pero en el año 1968 Allan Scott y Edward Schantz comenzaron a estudiar sus capacidades terapéuticas. No fue hasta el 1973 que empezó a utilizarse para el estrabismo y su aprobación por parte de la FDA fue en 1989 para estrabismo, blefoespasmo y espasmo hemifacial. Tiene muchas propiedades terapéuticas, para espasticidades, hiperhidrosis primaria e incluso para tratamiento del dolor, sobretodo cefaleas o migrañas tensionales. A pesar de esto, su popularidad es debida al uso cosmético iniciado durante los años 90 en cirugía estética

Lluís Miquel Riu Gispert, professor del grado en Podología en la Facultad de Ciencias de la Salud del Campus Manresa de la UVic-UCC

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.