Papel de la cápsula posterior en los lanzadores y su estiramiento

Las lesiones en el hombro por sobreuso tienen una alta incidencia en los atletas que practican deportes de lanzamiento. La evidencia científica hace referencia sobre todo a jugadores de baseball, pero también de balonmano y voleibol.

El gesto de lanzamiento se puede dividir en 3 grandes fases (o 5 según los autores). En primer lugar, una de armamiento del brazo, en la cual se realiza una abducción de 90º y máxima rotación externa de hombro. La siguiente fase es la de aceleración, en la cual el atleta lleva el hombro de máxima rotación externa hacía la rotación interna y aducción con una velocidad importante para poder lanzar la bola a una máxima velocidad. Finalmente acaba con la fase de desaceleración en la cual el atleta frena este movimiento rápido y acaba con el hombro en máxima rotación interna y aducción.

Unas repeticiones excesivas de este gesto suelen provocar modificaciones anatomo-fisiológicas. El mayor cambio fisiológico observado, en el cual concuerdan todos los autores, es una disminución de la rotación interna gleno-humeral, llamada en la literatura GIRD (Glenohumeral Internal Rotation Deficit)(1). Esta disminución de rotación interna suele ir acompañada de un aumento de rotación externa. Este cambio se puede explicar por dos razones: la primera es porqué las repeticiones de lanzamiento provocan un aumento de retroversión humeral que acaba siendo mayor de los 30º habituales, y la segunda es porqué durante la fase final de lanzamiento el sistema cápsulo-ligamentoso posterior del hombro está sometido a fuerzas de tracción importantes. Estas fuerzas repetidas ocasionan pequeñas cicatrices que producen finalmente un engrosamiento de la cápsula postero-inferior (2,3).

Esta modificación en la cápsula no suele tener sintomatología propia, pero sí puede provocar complicaciones. Una rigidez de la cápsula postero-inferior puede ocasionar una translación antero-superior de la cabeza humeral, disminuyendo así el espacio subacromial y, por lo tanto, aumentando el riesgo de síndrome subacromial o internal impingement. Varios autores precisan que esta disminución de rotación interna y rigidez de la cápsula posterior están directamente relacionados con el síndrome subacromial (2,4) y con el dolor (3,5).

Para tratar esta sintomatología o bien prevenir posibles lesiones por sobreuso, los lanzadores pueden realizar estiramientos de la cápsula posterior (5). El más conocido es el estiramiento de tipo “sleeper stretch”, en el cual el paciente está en decúbito homolateral con una flexión de codo y de gleno-humeral de 90º. El estiramiento consiste en aplicar con la mano contralateral una fuerza sobre la parte distal del antebrazo hacía la rotación interna. El paciente debe notar una leve molestia, pero sin que se convierta en dolor. Se pueden realizar 3 repeticiones de 30 segundos.

Un segundo estiramiento, menos utilizado pero más efectivo (6,7), es el “cross-body stretch” que tiene dos variantes. La primera es con el paciente en decúbito supino y con una flexión de 90º de gleno-humeral, éste con la mano contralateral lleva el brazo hacía una aducción horizontal del hombro. Durante esta maniobra es imprescindible que haya una persona externa para fijar la escápula en posición neutra y evitando su báscula lateral. La segunda variante no necesita una persona externa ya que el paciente está en decúbito ¾ lateral (apoyado sobre la escápula) y realiza el mismo movimiento que en la variante anterior.  Igual que para el “sleeper stretch” estos estiramientos se pueden realizar entre 3 y 5 veces durante 30 segundos.

Rémi Gontié, profesor del Grado en Fisioterapia de la Facultat de Ciencias de la Salud del Campus Manresa de la UVic-UCC

BIBLIOGRAFIA:

 

  • Harput G, Guney H, Toprak U, Kaya T, Filiz Colakoglu F, Baltaci G. Shoulder-Rotator Strength, Range of Motion, and Acromiohumeral Distance in Asymptomatic Adolescent Volleyball Attackers. J Athl Train [Internet]. 2016 Sep [cited 2017 Apr 28];51(9):733–8. Available from: http://natajournals.org/doi/10.4085/1062-6050-51.12.04

 

 

  • Cochrane W; Mobility impairment, muscle imbalance, muscle weakness, scapular. J Sport Med Phys Fit Sep [Internet]. 2001 Sep [cited 2017 May 11];41(3):403–10. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11533574

 

 

  • Mine K, Nakayama T, Milanese S, Grimmer K. Effectiveness of Stretching on Posterior Shoulder Tightness and Glenohumeral Internal Rotation Deficit: A Systematic Review of Randomised Controlled Trials. J Sport Rehabil [Internet]. 2016 Aug 24 [cited 2016 Nov 29];1–28. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27632891

 

  • McClure P, Balaicuis J, Heiland D, Broersma ME, Thorndike CK, Wood A. A Randomized Controlled Comparison of Stretching Procedures for Posterior Shoulder Tightness. J Orthop Sport Phys Ther [Internet]. 2007 [cited 2017 Jun 1];37(3):108–14. Available from: http://www.jospt.org/doi/pdf/10.2519/jospt.2007.2337

 

 

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.