Evolución del calzado deportivo de uso cotidiano

Actualmente algunos de los modelos de calzado deportivo de los años ochenta y noventa han sido recuperados por las casas comerciales y han pasado a ser calzados de uso cotidiano. Se conoce a este tipo de calzado con el nombre de “sneakers”.

A la izquierda, cartel que anuncia un evento que se realizó en Barcelona el pasado mes de mayo dedicado a este calzado. A la derecha, el escaparate de una tienda dedicada a este tipo de calzado.

Este artículo pretende hacer una reflexión sobre las características que tenían los calzados deportivos que se hacían servir en los años 80 y 90, cuando su objetivo era el uso para realizar una actividad física, y las adaptaciones que se han hecho para el uso que se les da en la actualidad, el uso cotidiano.

Se han recuperado tecnologías que habían quedado obsoletas o se han hecho adaptaciones de éstas a la nueva situación y al nuevo uso:

  • Las cámaras de aire que se hacían servir en los años 90 que, aunque eran un buen sistema de amortiguación, generaban inestabilidad. Actualmente utilizan esta tecnología con fines estéticos tanto las marcas que crearon estos sistemas como otras marcas que comercializan imitaciones.

  • Se comercializan en la actualidad calzados que tienen como base la estructura de calzados de tenis, carrera o deportes de pista a los que se les han añadido elementos ornamentales con fines estéticos.

                 

  • En algunos casos se han eliminado los refuerzos y la suela (dejando la mediasuela al descubierto) para proporcionar confort y ligereza. El inconveniente de estas actuaciones es que se reduce la resistencia a la deformación del calzado llevando a un deterioro prematuro de éste.

 

 

 

 

 

 

  • En los modelos de tenis de los años 80 de las primeras marcas se incorporaba una mediasuela de espuma de EVA dentro de la carcasa que formaba la suela para proporcionar una amortiguación de calidad con una buena estabilidad. Actualmente tanto las primeras marcas como las imitaciones han sustituido la mediasuela de espuma de EVA por un “tabicado” de goma dura.

  • Algunos de estos modelos no se utilizan para la actividad para la que fueron diseñados. Esta situación puede suponer que el calzado se deteriore de manera prematura como en la imagen que se presenta a continuación. Se trata de un calzado para carrera de los años 80-90 que actualmente se utiliza como calzado cotidiano. Estos calzados no están diseñados para la bipedestación estática o los desplazamientos laterales y su uso provoca que se puedan deformar generando distorsiones.

  • Modelos que imitan calzados de fútbol pueden generar problemas a nivel de los dedos por tener la pala bastante baja. También pueden generar problemas en la cadena posterior en aquellas personas acostumbradas a llevar calzados con un diferencial más elevado porque suelen tener un diferencial antepié-retropié bastante bajo.

  • El uso de calzado de fútbol como calzado cotidiano es muy habitual en edad infantil. Muchos niños usan como calzado diario calzado de fútbol sala o tipo “turf” para ir al colegio.

La parte positiva de esta situación es que en las consultas de podología, cuando se quiere aplicar un tratamiento ortopodológico, estos calzados lo facilitan bastante. Suelen ser calzados con unas dimensiones que permiten el uso de un tratamiento ortopodológico sin problemas y suelen llevar una plantilla de serie incorporada que se puede extraer dejando espacio para colocar el tratamiento.

Este artículo ha pretendido ser una reflexión sobre el uso cotidiano que se está dando a calzados diseñados en un principio para la actividad deportiva. Estos calzados, por sus características o por las adaptaciones que se han realizado, pueden ser un elemento de distorsión  durante la actividad cotidiana o no tener las características más adecuadas para la salud en algunos tipos de pie.

Óscar Hernández, professor del grado en Podología de la Facultat de Ciencias de la Salud del campus Manresa de la UVic-UCC

REFERENCIAS

  • GONZÁLEZ, J.C. ALCÁNTARA, E. GÁMEZ, J. ALEMANY, S. Aspectos biomecánicos y fisiológicos del calzado deportivo. En: IZQUIERDO, M. Biomecánica y bases neuromusculares de la Actividad Física y el Deporte. Editorial Médica Panamericana S.A. Madrid, 2008.
  • FREY, C. The shoe in sports. En: PORTER, D.A. SCHON, L.C. Baxter’s the foot and ankle in sport. MOSBY. Philadelphia, 2008 (2nd edition).
  • CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS OFICIALES DE PODÓLOGOS DE ESPAÑA. Podología – Boletín informativo nº15 septiembre 2016.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.