Matricectomía parcial mediante Láser 1064 Nm en cirugía ungueal de onicocriptosis

   La luz láser permite realizar matricectomías físicas en la cirugía de onicocriptosis. El láser de CO2 es utilizado desde hace años con ventajas importantes respecto al resto de técnicas quirúrgicas, acortando el periodo posquirúrgico, la tasa de recidiva i el dolor postoperatorio.

peus2 peus1

Actualmente, el nuevo láser 1064 nm nos permite, mediante una fibra óptica de 400 namómetros de diámetro, poder cortar, coagular y vaporizar, aplicándolo para realizar una matricectomía física con mayor precisión y minimizando las diferentes variables del periodo posquirúrgico.

La técnica quirúrgica consta de los siguientes gestos:

  1.  Anestesia troncular del dedo mediante mepivacaína al 2%
  2. Se realiza hemostasia por barrido con cinta de Esmarc o anillo hemostásico.
  3. Se marca la porción de lámina ungueal a eliminar.
  4. Con gubia se realiza un despegado del lateral de lámina ungueal hasta la zona de eponiquio.
  5. Se introduce la gubia o el desperiostizador por hiponiquio debajo de la lámina ungueal, de distal a proximal.
  6. Con hoja de bisturí o cizalla de pico de pato se realiza el corte de la lámina ungueal hasta debajo de eponiquio.
  7. Con mosquito curvo se extrae la esquina de la lámina ungueal realizando un movimiento de giro a favor de la lámina.
  8. Se procede a la cauterización de la zona matricial mediante el spot de fibra óptica de 400micras en modo contínuo y una potencia de 10-13W.
  9. Se irriga con suero fisiológico la zona cauterizada y su posterior secado.
  10. Se realiza una resección del tejido cauterizado con la hoja del 15, para convertir una herida por quemadura física, en una herida incisional.
  11. Se aplica un punto de sutura en la zona matricial con seda de 4 ceros.
  12. Se aplican tiras de aproximación para cerrar la herida.
  13. Se aplica un apósito antiadherente con povidona yodada para evitar el pegado del vendaje posquirúrgico.
  14. Se retira la hemostasia y se comprueba el retorno sanguíneo.
  15. Aplicación del vendaje posquirúrgico.

En el periodo posquirúrgico, se realiza la 1º cura a las 48h cambiando el vendaje posquirúrgico y las tiras de aproximación. A los 7 días se procede a la retirada del punto de sutura, las tiras de aproximación y el vendaje posquirúrgico, recomendándole al paciente curas secas mediante aplicación de povidona yodada dos veces al día una semana más.

Lluís Castillo, professor dels estudis de Podologia de la Facultat de Ciències de la Salut del Campus Manresa de la UVic-UCC

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.