Competencias generales y transversales. Aportaciones para la reflexión

Como ya se ha expresado en la anterior intervención de éste bloc, una de las necesidades evidenciadas con la implantación del Espacio Europeo en Educación Superior, ha sido la de formar a los alumnos en competencias. Esto significa disponer de un sistema de aprendizaje que facilite la consolidación efectiva del conjunto de competencias del que debe disponer un profesional en Fisioterapia.

Según Goodlad (Citado en Zabalza, 2007 (2)) la formación universitaria debe enriquecer a los sujetos en los ámbitos: de lo personal, lo social, lo intelectual y lo práctico. La realidad suele ser que se satura demasiado la parte intelectual y práctica, dejándose más abandonados los otros dos ámbitos.

Podemos preguntarnos, ¿formamos en estas competencias genéricas y en concreto en las personales y sociales?

El proyecto Tunnig, conocido por los docentes universitarios, distingue entre: competencias genéricas (dominios del estudiante que deberá alcanzar por el hecho de haberse formado en la universidad) y competencias específicas (exclusivas de cada ámbito profesional: saber y saber hacer profesional).

Según la European Network of Physioterapy in Higher Education (ENPHE, en adelante) (3), las competencias genéricas están destinadas a preparar al discente para una ocupación ámplia en el mercado de trabajo, en el ámbito académico y para el funcionamiento en general dentro de la sociedad.

La propia ENPHE especifica que el listado de competencias genéricas debe adaptarse a lo largo del tiempo según necesidades sociales, profesionales y educativas. Esta afirmación lleva implícita la adaptación a la realidad de cada país, comunidad autónoma e institución. Por tanto queda claro que las competencias no son ni estancas, ni cerradas.

Ahora bien, ¿cómo debe entenderse la adaptación?.

Al contrastar diferentes documentos (The Competence Chart of ENPHE, Memoria del Título de Fisioterapia de la Universidad Autónoma de Barcelona, Libro Blanco de las profesiones sanitarias de la Generalidad de Cataluña, Competencias del profesional fisioterapeuta del Colegio de Fisioterapeutas de Catalunya) se observan algunas diferencias. Como aspectos que las ejemplifican podemos nombrar: diversidad de criterios en los conceptos competencia genérica/ competencia transversal; diferente distribución en los ítems de las competencias, como por ejemplo, considerar competencias instrumentales como sistémicas, o sistémicas como interpersonales.

Para situar al lector en la realidad de nuestro centro, es necesario puntualizar que una de las adaptaciones aplicadas, ha sido desglosar las competencias genéricas del proyecto Tunnig, en generales y transversales.

Preocupados por conocer la correcta aplicación, se ha desarrollado un estudio interno. Uno de los aspectos analizados ha sido la consideración de las competencias genéricas y transversales, en las materias de los tres cursos de grado que se están realizando.

El estudio se ha desarrollado a dos niveles:

  • Un primer nivel de análisis global, por el interés de identificar cómo están repartidas las competencias generales y transversales a lo largo de los tres años.
  • Un segundo nivel de análisis concreto, por el interés de reflejar cómo son asumidas las competencias generales y transversales en cada asignatura.

El análisis global refleja que el reparto de competencias por curso es gradual, destacando que del conjunto de competencias transversales, las sistémicas son las que menos se contemplan a lo largo de los tres cursos. Debemos puntualizar que todavía falta implementar el cuarto curso de grado, además de incluir los datos referentes al Prácticum.

El proceso seguido para el análisis por materias y asignaturas, ha consistido en la confección y distribución de un cuestionario a los docentes de nuestros estudios (con un porcentaje de participación del 87%) y su posterior análisis.

Los resultados presentados en las gráficas 1 y 2, muestran que los docentes consideran e incluyen las competencias generales y transversales asignadas en sus asignaturas.

Gráfica 1. Consideración general de competencias generales
Gráfica 2. Consideración general de competencias transversales

Si atendemos a aquellas competencias menos contempladas, puede observarse que de las generales son G3 (Respetar la diversidad y pluralidad de ideas, personas y situaciones) y G4 (Generar propuestas innovadoras y competitivas en la investigación y en la actividad profesional).

Mientras que en el caso de las transversales son:
Instrumentales: T4 (Gestionar sistemas de información)
Interpersonales: T8 (Tener habilidad en las relaciones interpersonales); T10 (Identificar, analizar y resolver problemas éticos en situaciones complejas); T11 (Tener iniciativa y espíritu emprendedor)
Sistémicas: T12 (Reconocer y afrontar los cambios con facilidad); T13 (Tener una actitud de aprendizaje estratégico y flexible); T14 (Demostrar sensibilidad hacia temas medioambientales)

Existe coincidencia con la afirmación de Goodlad (Citado en Zabalza, 2007 (2)) que se atiende poco lo personal y social.

Entre otros aspectos analizados, en el cuestionario, también se ha preguntado a los docentes si añadirían competencias generales y/o transversales a su asignatura. Respecto a las competencias generales, los resultados muestran que un 42% de los docentes añadirían, un 45% no añadiría ninguna más y un 13% no han manifestado su opinión. En la gráfica 3 pueden verse las competencias generales que los docentes añadirían, destacando G3 y G4 como importantes por los docentes.

Gráfica 3. Competencias generales a añadir

Con referencia a las competencias transversales, un 55% de los docentes añadirían, un 31% no añadirían ninguna más, mientras que un 14% no han manifestado su opinión. Un dato a remarcar evidenciado en la gráfica 4 es la importancia que conceden los docentes a la competencia transversal T7 (Trabajar en equipo)

Gráfica 4. Competencias transversales a añadir

En docencia, como en tantos otros ámbitos, debe justificarse los mecanismos de consolidación y evaluación de dichas competencias, para asegurar una formación de calidad. Para cumplir los objetivos de formar profesionales comprometidos con la sociedad, y posibilitar la posición como escuela de calidad dentro del panorama general, se entiende necesaria una adaptación dinámica de las competencias en nuestro caso generales y transversales, para lograrlo.

Ruth Galtés Fuentes
Profesora Estudios de Fisioterapia EUCS Manresa

Referencias

(1)BLANCO, A. (2009) Desarrollo y Evaluación de competencias en educación superior. Madrid, Narcea ediciones.

(2)ZABALZA, MA (2007)El trabajo por competencias en la enseñanza universitaria. Santiago de Compostela, 29 de agosto. pp. 6-26

(3)VEN, A & VYT, A (2007) The Competence Chart of de European Network of Physiotherapy in Higher Education. Antwerp- Apeldoorn. Garant Publishers & the authors

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.