Utilización de polipropileno (1)

Introducción
El material que a continuación pasamos a describir es un termoplástico que, entre otras aplicaciones, tiene una vertiente en el uso ortopodológico.
La utilización de este material por parte de un gran número de profesionales de la ortopodología, deriva en un gran conocimiento de las aplicaciones de nuestro campo de trabajo, que describimos a continuación.

Ficha técnica:
Material polimérico termoplástico formado por macromoléculas sin entrecruzamientos. Utilizado ampliamente en la industria, forma parte de un gran número de elementos que nos rodea. El polipropileno, una vez adaptado al molde presenta una rigidez / elasticidad y resistencia ideal para uso podológico, siendo su índice de deformidad prácticamente nulo.
Asimismo presenta una resistencia a la rotura por fatiga dinámica y fluctuante ( fatiga por uso continuado), muy superior a la mayoría de los materiales termoformables.
Temperatura de moldeo: 175°/180°
Tiempo de calentamiento: 8 / 10 minutos
Se comercializa en láminas de 2, 3 y 4 mm de grosor.
Dimensiones 200 x 100 cm.

Indicaciones:
Especialmente indicado en aquellas patologías que presenten desplazamientos laterales varo, valgo, pronación y supinación. En las metatarsalgias en las que interese compensar hipersolicitaciones de cabezas metatarsales, en las que se requiera una ortesis plantar que sobrepase cabezas metatarsales, dicha indicación contemplará la posibilidad de combinar el polipropileno con foams o materiales blandos para una optimización de los resultados terapéuticos.

Diseño de tratamiento y prescripción:
Según el diagnóstico al que hemos llegado tras la exploración clínica, decidiremos qué tipo de soporte requiere la patología a tratar. Dependiendo del sistema de toma de moldes que utilicemos, realizaremos el diseño de tratamiento de la ortesis plantar dependiendo de la técnica de moldeado que hayamos elegido.

Técnica de moldeado mediante la utilización de espuma fenólica
Para realizar el diseño de tratamiento situaremos al paciente en bipedestación para transcribir el contorno del pie del paciente en una hoja de papel. Describiremos la longitud necesaria para transportarla al polipropileno a nivel medial y lateral; pudiendo ser el diseño de tratamiento, según lo solicite la patología, retro capital, sub capital y con oblicuidad interna o externa.
A continuación marcamos una línea de unión entre 1ª y 5ª cabeza metatarsal, que determinará la longitud y forma anterior del diseño de tratamiento con polipropileno, obteniendo las dimensiones del soporte plantar que transportaremos a la lámina del termoplástico.
Si el diseño ortésico requiere un alargo metatarsal, marcaremos en el mismo patrón el espacio que debe ocupar el elemento, definiendo el tipo y grosor del material elegido. Cuando sea necesario la aplicación de una talonera, anotaremos su ubicación y prescripción del material.
Seguiremos el mismo proceso cuando debamos añadir algún elemento estabilizador o de refuerzo, tanto en retropié como en antepié.

Técnica de moldeado mediante la utilización de molde con venda de yeso (en carga o sedestación)
Al igual que con el sistema anterior y previo a la confección del molde, con el paciente en bipedestación marcaremos el contorno del pie en una hoja de papel, delimitando la longitud del polipropileno y su configuración anterior. Este patrón nos servirá para realizar el corte del material. Sobre el molde podemos anotar con lápiz copiativo todas aquellas indicaciones que creamos oportunas a tener en cuenta a la hora de realizar el soporte plantar como por ejemplo: tipo de material de base y grosor, si debe llevar prolongación anterior, talonera, material de recubrimiento. (fig. 1). Puede ser más útil anotar también, tanto en el patrón de papel como en el molde de yeso, la patología del paciente. Esto nos ayudará a situarnos mucho mejor si somos nosotros mismos los que vamos a realizar el pulido y también a la hora de realizar la entrega y comprobación del soporte.
Una vez descritos los materiales de que constará el soporte y su ubicación, debemos indicar bien sea en el patrón o en el molde, de qué forma deseamos el pulido para obtener los efectos de cuña o contención precisos.
Utilizaremos simbología que nos sea comprensible y simple, tanto para el prescriptor como para la persona del laboratorio
Pascual Vázquez Martínez
Jordi Fluvià Creus

Podólogos del ICEMEQ. Hospital Clínic de Barcelona

 

One Reply to “Utilización de polipropileno (1)”

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *